Una tarde de domingo

Me entregué a ese árbol 
una tarde de domingo lenta y dulce
tirado sobre el pasto
Lo dije y lo soñé:
Contigo danzo.

Tomé la mano de un viento triste 
y todo fue cielo enramado
tibio y leve 
el último domingo de mi infancia
trago de luz sabor a savia 
bebido de verde copa
cometa fatigada dejándose mecer…

Pero ando por las ramas:
esa tarde fui feliz
sin saber porqué

Acerca de alxrubio

Curioso, indagador, indeciso vocacional. Autor de "De Diez en Diez. Diario de una cuarentena" Guitarra en "La Súper Cocina"
Esta entrada fue publicada en Poemas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s