COSTUMBRES CENSURABLES: El comercio de nubes

Imagine que se puede poner a la venta una nube. Una en particular, por ejemplo: esa que ha mirado arrobado y convencido de estar en presencia de la nube más hermosa. Una nube de belleza tal, que Usted busca su recuerdo en horas de inquietud o ansiedad. Una nube elevada a La Nube, que habría inspirado – quizá – una melodía, el esbozo de un poema, o por lo menos una lágrima o un suspiro.

La existencia de esa nube se debería, desde un punto de vista objetivo, a la conjunción de múltiples factores todos ellos medibles y registrables: la humedad en el ambiente, la presión atmosférica, la velocidad del viento, la altitud exacta a la que flota, la posición del sol, entre otros que un meteorólogo podría precisar. Añadiríamos: la geolocalización exacta desde donde la nube fue vista, la propia estatura, el ángulo de la mirada: todos los datos que conforman su punto de vista.

A este conjunto habríamos de sumar otros factores tal vez menos cuantificables pero decisivos: el estado anímico al momento de la observación, los eventos del día, los sueños o pesadillas previos y las memorias conectadas que en ese exacto momento pudieron concurrir.

La Nube que miró quedaría enmarcada pero no definida, su esencia permanecería inasible como la de toda creación de la mente: fugaz e irrepetible. Ni siquiera un registro fotográfico podría representarla o dar cuenta de lo que Es, pues escapan a la lente los motivos de su belleza, las razones de su permanencia en la memoria, los bordes de la huella que ha dejado en un alma. Una fotografía podría apenas, por los metadatos asociados a ella, ser una prueba de autenticidad que dice: esa nube estuvo allí.

Ahora suponga que es posible dar a este conjunto de datos un identificador único e irrepetible, almacenado en cada ordenador existente, transferible a cada dispositivo por existir. Un código asignado a su nube en la forma compleja de referirse a todos los datos asociados a la observación y sus relaciones: la circunstancia y el contexto. Un referente no metafórico, contenedor del “eso”:  El representante representativo de la representación; lo que es el consulado a la embajada y esta al país. Este código autenticado por su omnipresencia sería – por esa misma cualidad – inalterable. Original, único, inmutable como su nube.

Un código así podría ofrecerse a quien deseara la posesión de su nube. Los hábitos del mercado jugarían a favor: juguemos con la idea del nacimiento de una esfera crítica alrededor de la nube encriptada en el código. Eruditos dedicados a reseñar, glosar y probar su originalidad, por ejemplo: comparándola con todas las nubes documentadas en otros soportes como los poemas sobre nubes, los cuadros que representan nubes. Añadiríamos este cúmulo de referencias a los datos a los que nuestro imaginario código refiere.

Podríamos también sumar la probable existencia de estudiantes que se empeñan en reproducir en todos sus detalles las circunstancias de su epifanía vaporosa, actualizando – por ejemplo – cada detalle del día que ocurrió, enamorándose de mujeres en vestido blanco que caminan por Coyoacán, esperando a que las variables ambientales vuelvan a darse en igual medida, mimetizando el momento para acercarse tanto como fuera posible a su nube. Contra ellos estaría el tiempo, pues aún logrando imitar la ruta y llegar al sitio exacto con bagaje suficiente, no podrían de ningún modo estar al mismo tiempo en que el hallazgo sucedió. Su nube es, por pasajera, inimitable.

No tardaría entonces en ser glorificada por el mercado y, toda vez que la posesión del código es factible sería entonces posible comercial con él. Estimo que alcanzaría una cotización estratosférica, cualquier día en una subasta rompería todos los récords, haciendo feliz a un millonario coleccionistas quien tal vez no pueda comprender su nube, ni verla tal cual es, ni siquiera compartirla en estricto sentido, pero sí – quizá en una tarde de agobio o ansiedad – abrir el ordenador y consultar el código, para sentir satisfacción y tal vez exclamar: “Ciertamente poseo la nube más hermosa que un ser humano haya visto jamás”.

En una proyección optimista, nuestro supuesto comprador – al ver cercano el término de su vida, por ejemplo – podría donar el código al dominio público para integrarlo a una galería de instantes únicos. Una colección magnífica de códigos asociados a guijarros vistos entre los reflejos del sol sobre el agua de un riachuelo y perros danzando con su sombra en una pose grácil a la hora del atardecer y gotas de rocío temblando en hojas verdes una mañana de otoño y pequeñas pelusas que flotaron brevemente un día en que el aire era melancólico y musical; todos ellos coleccionados en forma de códigos únicos e irrepetibles para momentos irrepetibles y únicos y, por ello, de incalculable valor y belleza indescriptible.

Para tal recinto sugiero un nombre: “La Galería de Funes”.

Publicado en Costumbres Censurables | Etiquetado | Deja un comentario

SINCERICIDIO

“Todos mienten” es el leitmotiv del personaje central de Dr. House y es, de hecho, la premisa de este drama televisivo en el que los pacientes ocultan datos mientras el irascible médico se empeña en desentrañar su raros males. Mienten aun a costa de su salud.

¿Se puede vivir sin mentiras?

Parapetados en el Hipias menor y los dos tratados de San Agustín sobre el tema, aceptemos que no. Las mentiras existen como un fenómeno inevitable, los prescindibles son los mentirosos.

Montaigne, con quien siempre es bueno platicar de este tipo de asuntos, tituló a su ensayo: “Los mentirosos”, reservando a las mentiras solo un juicio contundente y profético: Es a la verdad la mentira un vicio maldito. No somos hombres ni estamos ligados los unos a los otros más que por la palabra. Si conociéramos todo su horror y trascendencia, la perseguiríamos a sangre y fuego, con mucho mayor motivo que otros pecados”.

Malas cuentas doy a Montaigne, las mentiras prosperan con “todo su horror y trascendencia”. El problema no se encierra ya en los pasillos de los palacios donde merodean sus mentirosos; se ha constituido, rezan los titulares, en una amenaza global.

La dificultad para atajar a los mentirosos consiste, dice el lúcido francés, en que la mentira tiene muchas caras y la verdad solo una. Tal vez las mentiras no han cambiado tanto desde sus tiempos, pero sí lo ha hecho la verdad.

Alumno de jesuitas por muchos años, me sigue la impronta ignaciana: “La verdad nos hará libres”. Al paso, he aprendido que “la verdad” es un pez escurridizo, mutable, relativo, momentáneo; que quien sostiene una verdad y la defiende como única trae en brazos un cadáver.

La verdad languidece y los mentirosos están por todas partes. Ha cambiado la escala con la televisión y la radio: puede ser que el peor de sus efectos sea haber hecho de las mentiras una industria: Los Mentirosos S.A.

A los mentirosos de Montaigne se les podía encarar, en la escala masiva los mentirosos se diluyen. La abundancia de información es un gran negocio y el perfecto escondite.

Al poder de Los Mentirosos S.A. se opone la internet, en su primera versión de ríos interconectados, distribuidos, tan incontrolables como accesibles. Un entusiasmado historiador y hacker, David de Ugarte, la llamaría “el mar de flores”.

Allí la verdad líquida encontró fluidez pues, en el océano distribuido, la probabilidad de encontrarse con mentiras o con evidencias de la verdad es por lo menos la misma. Pero, qué ironía, resultó demasiado bello para ser… verdad.

Hoy “navegar en internet” es una expresión en desuso, como lo es “internautas”. Sobre la infraestructura de internet el capitalismo vigilante monta el diseño descentralizado que conocemos como “redes sociales”.

La sirena de las redes canta accesibilidad y experiencias amigables a costa de la transparencia; ofrece comodidad a cambio de sometimiento al algoritmo. Sustituye el mar vasto, diverso y dinámico con las aguas estancadas de Facebook et al. Allí —entre cámaras de eco y polarización— Los Mentirosos S.A. está en su elemento. En 2016 los diccionarios admiten la expresión: posverdad y la mentira se transforma en un arma.

La diferencia entre la mentira tradicional y la moderna, dice Derrida siguiendo a Hannah Arendt, está en la diferencia entre esconder y destruir

La desproporción entre la capacidad de producir mentiras y nuestra habilidad para reconocerlas es abismal. El invento del polígrafo y sus versiones recientes basadas en inteligencia artificial son la patética respuesta a los mentirosos y son, me temo, una simulación.

Es cierto que el señor Zuckerberg destina cada año más recursos a cazar mentiras, pero su propósito es suprimirlas, no revelarlas; protege así el mecanismo que las dispersa, base de su millonario imperio.

Perseguir la falsedad es hoy una aceptada prioridad social. En cambio, la búsqueda de la verdad permanece como una cuestión individual, reservada —en el cuento de los mentirosos— a los inconformes, los filósofos, los curiosos, los artistas, los expertos: los pocos y locos.

Personajes como House o su padre literario Holmes, se nos presentan como seres condenados, aislados y excéntricos. Su invulnerabilidad a la mentira los hace irritantes, intolerables. Sus agudas capacidades de observación, su memoria infalible, sus veloces sinapsis, son un mal que requiere de sustancias que los desaceleren hasta hacerse adictos. Son admirables y a la vez disuasivos.

Por mucho que quiera identificarme con ellos confieso que, sometido al autoexamen propuesto por Montaigne, dudo también de mi propia resistencia a mentir si en ello me fuera la vida. Mea culpa: todos mentimos. Peor aún, lo saben bien los mentirosos, hay mentiras en las que quiero creer.

La prudencia me llama a detenerme aquí, a riesgo de correr el destino del fundador de una imaginaria organización de Mitómanos Anónimos a quien —una vez confesada su compulsión por la mentira— nadie volvió a creerle nada. A eso los políticos le dicen cometer sincericidio.

Esto miraba Montaigne acostado.

Publicado en Fobias | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

COSTUMBRES CENSURABLES: La lectura de tendederos

La lectura de tendederos es un arte impúdico y vergonzante. Ocurre en ese espacio de ambiguos términos y condiciones que son las azoteas, en el límite de la propiedad privada.

Allí se tienden hilos de los que – sin juicio ni debido proceso- se cuelga la ropa. Un acto necesario pero a todas luces riesgoso para la privacidad.

La tecnología, que todo lo hace negocio, especialmente la culpa, ha inventado la secadora para encapsular los signos y señales, inevitablemente íntimos, que forman las prendas expuestas a la mirada indiscreta.

Quienes no alcanzamos a pagar esos inventos o las cuentas de la luz que implican, vamos a los hilos a colgar pájaros textiles, alambristas involuntarios, velas de barco o fantasmas que penan al toque del aire.

Se conocen dos formas de leer tendederos, la primera es la que tiene por perverso propósito sacar conclusiones.

He escuchado esta afirmación alarmante: “El tendedero cuenta historias”. Seguida de ejemplos delirantes: “La playera de futbol junto a la funda de la almohada provoca relatos sobre el sueño de un campeón”. “Las sábanas blancas o de colores son personajes de cuentos de fantasmas a los que les duele el sol; partes de un dragón invisible que da lengüetazos al aire” o bien: “Aquel tendedero ha inspirado epopeyas de vuelos accidentales e imprevistos”.

(“Tanga avergonzada por el ojo de un vecino, intenta suicidarse saltando al vacío” reza el titular en el periódico del barrio)

Hay quien afirma haber escuchado los gritos de auxilio de las camisas, mientras desesperadas estiran las mangas hacia los pantalones cuando amenaza la lluvia. Sea todo esto o no un mito, es cierto que en el tendedero, la ropa deja de ser ropa del montón y se encamina a ser ropa a secas.

La segunda forma de leer tendederos es más sutil pero no por ello menos condenable.

Se sabe que algunas melodías glorificadas por los críticos e igualmente, varios éxitos populares que se descargan ilegalmente y se comparten desmesuradamente y se repiten incesantemente, son en realidad plagios de la obra de lavanderas y señores lavanderos solitarios en chanclas y calzones, que con un arte que ellos mismos ignoran, hacen de los hilos del tendedero una pauta. Cuelgan tan armoniosamente los shorts y las faldas largas; con tan hermosa proporción las calcetas, que pueden ser leídas líneas de pizzicatos alternando alegremente tines, medias, calcetines.

Músicos sin inspiración dedican horas a anotar en libretas pentagramáticas la música del tendedero.

Apropian así la obra de inocentes que vuelven por la tarde con un cesto, donde echan ropa que ya ha cantado a los cuatro vientos.

Publicado en Costumbres Censurables | Etiquetado | Deja un comentario

Dolores modernos

Ay de nuestras  voces fragmentadas

en montones de bytes y bits basura

alimento del gran olvido 

que multiplican nuestras huellas

y alargan nuestra sombras

Ay de los llantos ignorados

en el cementerio de los aullidos 

en el altar de las mentiras

Ay del estante de los libros

opacado por capas y capas

de polvo de likes

Ay de las cosas que hemos fotografiado sin haber visto

cíclopes  

con el único ojo entre las manos

Ay de los espejos traicionados

por filtros y máscaras instantáneas

con qué cara les decimos selfies

Ay de los paisajes

que nuestros dedos recorren 

sin haber viajado

Ay de nuestros dedos, 

cada vez más capaces

de pulsar

arrastrar

pasar 

y no saben sostener el tallo de una flor

sin hacer click 

Nuestro pequeños dedos esclavos

remando el barco

de los piratas del algoritmo

Ay de los que sabemos 

que los objetos se encuentran más cerca de lo que aparentan

Y aún lo que aparentan es lo único que amamos

Ay de las efímeras celebridades

De sus fantasmas que rondan 

las búsquedas

cada vez más lejos de la primera página

a donde van las ligas a la nada

Ay del alma domesticada 

de las opiniones sin sustento

y las trampas de la fe que nos ciegan

y la fe en las trampas que nos ciega

Ay de los dioses negados 

y los que inventamos 

Ávidos de fe, sedientos de blasfemia

Ay de la ira justa que se disuelve 

en pequeños arrebatos de “me enoja” 

Ay de los silencios incómodos 

que el emoticón rellena con pereza

Todo lo publicado ha firmado su destino 

y será polvo digital tarde o temprano 

Ay de nosotros perdidos y googleando

nunca será nuestra la suerte prometida

Publicado en Fobias, Poemas | Deja un comentario

¿Por sus Trend Topics los conoceréis?

“Colocar un trend topic” , “Generar un tendencia” son expresiones que se escuchan como promesas o deseos en tiempos electorales.  En la víspera de las campañas, se imponen las preguntas: ¿Somos mejores ciudadanos socio-digitales que hace 6 años? Y una más: ¿Las múltiples advertencias que hemos recibido sobre el uso de falsas noticias, la manipulación de nuestras afinidades y creencias, servirán de algo?

Hasta hoy ningún candidato a la presidencia de México puede ser aplaudido por su actuación en redes. Al contrario los vicios de utilizar a sus huestes -automatizadas, reales e híbridas- para generar atención genérica en lugar de diálogo, información y debate, no parecen ceder. Es muy posible que veamos otro indeseable capítulo de la  “guerra de los trend topics” en Twitter.

Aunque en estos 6 años se ha señalado muchas veces, vale la pena recordar tres datos por los que esas batallas son indeseables:

1.- Cuando se hace tendencia en forma artificial, en el mejor de los casos, se “predica entre convencidos” se alimenta una burbuja con slogans irreflexivos y auto afirmaciones. La reacción contraria a este tipo de táctica, es decir, los que usan la tendencia par decir exactamente lo contrario, crean un efecto de suma cero. En última instancia estos tácticos enrarecen y contaminan el debate e inhiben otros tipos de participación.

2.- De no ser porque es justo la existencia de estas burbujas de información el caldo de cultivo de las nocivas falsas noticias, esta tendencia a hablar en una cámara de ecos podría parecer inofensiva, no lo es pues sabemos con certeza que las estrategias de desinformación solo funcionan cuando hay personas dispuestas a creer y diseminar mentiras. La actividad automatizada, bots y legiones introducen las mentiras pero son las personas que las comparten las que las hacen crecer.

3.-  Los resortes para la propagación de falsas noticias son básicos  y elementales. De acuerdo a estudios recientes la novedad y la mórbida estridencia son el hedor que atrae a las audiencias. Esto favorece el imperio de la negatividad -cuando no la violencia- en la red. Cada vez se requiere de menos esfuerzo para opacar la información de calidad y la más efectiva forma de combatir este fenómeno es una participación responsable en la red…  otro bien escaso.

La semana que reportamos refleja un mínimo crecimiento en el número y duración de los trends electorales, los temas de seguridad y las causas crecieron, aunque se mantienen por abajo de los hashtags que denominamos “conversacionales” y como observamos también en la semana de los `remios Oscar, se aprecia un notable dominio de temas de entretenimiento.  A ellos sí, por sus fans los conoceréis.

Porcentaje

Grafica_Lineas

EspÇctaluco, Celebridades y CulturaLos trends alrededor de festivales de música y lanzamientos de discos o giras de grupos, muestran lo grande que es la esfera joven en Twitter y el contraste con la atención a otros temas una señal de que se mantienen aún al margen de las tendencias alrededor de la elección.

No los culparíamos pues la oferta en redes de candidatos y partidos ha sido pobre y anecdótica. Veremos si las campañas nos traen algo mejor.

Si las muchas advertencias sobre las amenazas de la desinformación y el uso de la información que le damos a las plataformas para eso que llaman  “microsegmentación” son combatidas con apertura y deliberación, con responsabilidad y capacidad de diálogo o, por el contrario, las burbujas de información solo crecerán en animosidad, simplificación y encono. Si es así, la idea de la autoregulación estaría, si no es que ya está, seriamente cuestionada y le habremos dado un golpe irreversible, directo a la cabeza, al halo de libertad e inteligencia colectiva que alguna vez significaron estas plataformas.

Aquí algunas nubes que reflejan lo que fue tendencia durante la penúltima semana de marzo y el viento se llevó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Publicado en Otras cosas | Deja un comentario

¿DÓNDE PONE LA CABEZA EL PAJARITO? (Te invito a mi hashtag)

Dato curioso sobre algunos trend topics en Twitter : Muchos son el resultado de convocatorias.

Desde “legiones” hasta medios lanzan invitaciones para participar generando contenido, en dinámicas cuyo objetivo es colocar hashtags en la lista de tendencias. Las convocatorias van de lo muy inocente : “El club sundayTT te invita a participar en su hashtag dominical: #HagamosTendencia, iniciamos a las 14:30”  Hasta auténticas arengas motivacionales o llamados a incrementar la producción, especialmente cuando es obvio que el HT ha sido pagado.

Muchas tendencias de las que hemos categorizado como “Conversacionales” nacen así, como dinámicas de entretenimiento.  El ahínco y creatividad de los involucrados se corona cuando su hashtag  aparece en la lista de las tendencias.

Como ya hemos comentado la vida de esos HT´s puede ser muy breve o alargarse porque alcanza sinergia entre más usuarios que proveen de más variedad de contenido y agregan más nuevas cuentas usando el HT.  Además, cuando alguno de ellos se coloca en la lista, otros HT´s se “cuelgan” de su visibilidad y esto los mantiene vivos.

A reserva de los abusos en los que estas “Legiones” y Clubes han incurrido, se trata – en la mayoría de los casos – de ejercicios lúdicos que mantienen cohesionadas a estas formas de comunidad en Twitter. Las tendencias “Conversacionales” están entre  las que más abundan en la lista. Esta semana, sin embargo, fue un evento internacional:  los premios Oscar y una causa: el Día Internacional de la Mujer los TT´s que destacaron colocándose incluso por encima de las tendencias futboleras

Slide02

Slide01

Aquí la selección de nubes de Trending Topics que marcaron la semana del 3 al 9 de Marzo:

Y el resto de las nubes aquí: Trends_Semana03-09Marzo

Publicado en Otras cosas | Deja un comentario

Dónde puso la cabeza el pajarito III

Continuamos con el ejercicio de hacer la fotografía de los trendig topics de Twitter de la semana. Para los que lo consultan por primera vez lo que hacemos es consultar 3 veces cada día, por la mañana , mediodía y noche las 50 primeras tendencias como las reporta la API de Twitter para México.

Luego clasificamos las tendencias por categorías.

DISTRIBUCIÓN

De cada categoría generamos una “nube de palabras” donde el tamaño se establece por el número de veces que se repitió el trend en las búsquedas, este es un indicador de la duración de la tendencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo se determinan los hashtags y tópicos que aprecen? no hay una sola explicación para ello y los detalles del algoritmo que los determina no son del conocimiento público. Sabemos que cuenta: lo novedoso del tema, el volumen de conversación, el ritmo al que crece ese volumen, la cantidad de usuarios que participan, la variedad de nuevos contenidos que se agregan, entre otros factores.  Esto es lo que dice el blog de la plataforma: https://help.twitter.com/en/using-twitter/twitter-trending-faqs

Así se comportaron las categorías durante la semana

EN_EL_TIEMPO.png

El documento con las nubes completas se puede descargar aquí: Trends_Semana10-16Febrero

 

 

Publicado en Otras cosas | 2 comentarios

¿Dónde puso la cabeza el pajarito? II

Para los usuarios de Twitter las tendencias son la brújula de la atención. Cambiantes como la realidad misma es difícil atrapar el sentido y las prioridades tuiteras. Eso intentamos al agruparlas temáticamente.

La penúltima semana de Enero nos muestra una mayor atención de los tuiteantes a los temas de seguridad especialmente vial. También a Twitter le gusta hablar del clima y #Lluvia fue el hashtag que más tiempo se mantuvo en ese grupo.

Gordillo , el nieto, protagonizó las tendencias en temas electorales y, entre las causas y movimientos, el feminismo se hizo presente de la mano de tendencias como WOMEN4CLIMATE y DIANARANJA.

Les recordamos que contabilizamos 3 veces cada día,   las primeras 50 tendencias como las reporta Twitter para México. La gráfica muestra el número de tendencias por tema

TT1_LineasLas “nubes de palabras” seleccionan las tendencias mas relevantes en cada tema. El tamaño de la tendencia indica el número de veces que apareció, un indicador de su duración en la lista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Acá el docu completo con todas las nubes. ¿Qué les gusta? y ¿Qué no les gusta? ¿Qué le fata? .

Trends_Semana-22-26Enero

Créditos: Philias Radar. Gerardo Mejía (mining-graficación) – Patricia González (Clasificación)

 

Publicado en Filias | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿En dónde ha puesto la cabeza el pajarito?

Esta semana iniciamos un ejercicio de seguimiento de los “Trend Topics” de Twitter, gracias a Gerardo Mejía (nuestro eRrero mayor)  y la inteligencia colectiva del equipo de Philias Radar.

Tomamos, usando TwitteR en R,  las 50 primeras tendencias para México(país) dos veces en el día y las agrupamos en categorías: “Electoral” para los temas relativos a candidatos y partidos, “Gobierno” para la comunicación de campañas, declaraciones o cobertura de funcionarios, “Política” para las noticias de actores políticos no directamente involucrados en elecciones, “Causas” para expresiones surgidas o asociadas a movimientos sociales y  las muy dominantes: “Conversacionales” para los memes y frases que los tuiteros completan, “Celebridades y espectáculos” , “TV-Radio-Cine” para los trends posicionados por los medios electrónicos , el “Futbol” aparte y “Otros Deportes”.

Luego hacemos una nube de HT´s y temas basando la proporción en el número de veces que aparecen en la búsqueda, un indicador de la duración de la tendencia en la lista.

Así se ve la semana del 13 al 19 de Enero, con los temas electorales aún lejos de la órbita de las tendencias predominantes, con trends muy empujados por cuentas partidistas y poco involucramiento en comparación con otros temas. Más revelaciones y denuncias sobre acoso en la categoría de Causas y la muerte de la vocalista de Cranberries dominando la categoría de Celebridades y espectáculos. Mucho futbol y mucho meme.

TRENDS-13-19-018

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Queremos compartirles cada semana esta foto del interés tuitero, esperando sus comentarios para perfeccionar y hacer más útil este ejercicio.

Aquí las nubes completas:

Trends_Semana13-19Enero

 

Publicado en Filias | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Teatro de Sombras por Alex Rubio

Asíntotas

A París, amada anfitriona de locuras luminosas. Que cierren tus heridas, no tus puertas.

Me despido de Jean sobre el Boulevard de Rouchechouart. Pobre hombre, es todo agitación bajo el peso de su contrabajo, tan grande o más que él, y aún deberá caminar un buen tramo.

Viendo a mi amigo me alegro de ser pianista. A unas cuantas calles me espera el único piano que hay en Montmartre , excepcionalmente autorizado por el comisionado de la policía a Monsieur Salis y – sobre todo – al Chat Noir y su excéntrica concurrencia. París ama a sus poetas y ellos le corresponden literal y literariamente con locura.

Por razones diferentes, yo también camino agitado. Sucedió ayer ya entrada la noche. Mis recuerdos, sin embargo, no tienen más consistencia que las alucinaciones que provoca el ajenjo, visitas del hada verde.

Había sido una noche apoteótica en el Chat Noir. En…

Ver la entrada original 849 palabras más

Publicado en Relatos | Deja un comentario