Disiento

Los amorosos no callan
hablan hasta por los codos

Deletrean un alfabeto líquido 
de vocablos labiales
		 labiodentales
		 labioventrales
		 labioletales
verbo salival jugado y conjugado 
secreción a voces 
y ruidos sin nombre todavía
como el sórdido murmullo que se escucha
al arañar la carne
o el estruendo de una lágrima al caer

Los amorosos hablan hasta por los ojos

Hablan como animales
abrazan con la nariz
husmean
enunciaciones feromónicas
hormonales pócimas altisonantes
rocío sobre pétalos parlantes
humedades políglotas

Los amorosos hablan hasta por los poros

No entienden lo que dicen
son los loros
del cuerpo y sus fonemas dactilares

Con faltas de orografía 
se leen las manos en otros cuerpos
hacen mapas en voz alta
cartografías guturales 
que no pasan dos veces por el mismo gemido

Hablan en lenguas como los poseídos
y se desdicen táctiles 
		        relieves y glifos
resonantes cavidades
ecos de huecos abismales

Los amorosos hablan hasta por los solos

Los amorosos callan una sola cosa Jaime
la única verdad no la escribiste
El amor es un alboroto interminable
pero yo tampoco Sabines
se lo digo nunca a nadie

Acerca de alxrubio

Curioso, indagador, indeciso vocacional. Autor de "De Diez en Diez. Diario de una cuarentena" Guitarra en "La Súper Cocina"
Esta entrada fue publicada en Poemas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Disiento

  1. Qué precioso diálogo entre tú y Sabines. ¡Gracias!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s